Operaciones de obesidad no recomendables.

Publicado el por .

De los 3 tipos de operaciones de obesidad que se han diseñado, “Técnicas restrictivas”, “Técnicas mixtas” (restrictiva más malabsortiva), y “Técnicas malabsortivas”, son estas últimas sin lugar a dudas, las que en principio no se deben realizar de forma habitual por lo problemas de salud que pueden acarrear. Además, en general las técnicas restrictivas pueden causar una pérdida de peso insuficiente.

Las Técnicas restrictivas más conocidas son: “Banda Gástrica Ajustable”, “Plicatura Gástrica” , “Gastrectomía Vertical o Tubo Gástrico”.

Las Técnicas mixtas mas conocidas y utilizadas son: “Bypass Gástrico en Y de Roux”,  “Tubo Gástrico con derivación duodeno-yeyunal (Bypass tipo SADIS)”

Las Técnicas malabsortivas mas conocidas y utilizadas son: “Mini-Bypass Gástrico o Bypass de una sola anastomosis”, “Bypass Biliopancreático”,  “Cruce Duodenal”, “Técnica de Scopinaro”, otras menos frecuentes.

En general deben evitarse todas las técnicas malabsortivas.

Las técnicas malabsortivas basan su acción, en una desfuncionalización importante del intestino delgado, que puede llegar al 80%, y además asocian una reducción moderada del tamaño del estómago. Son operaciones que a la larga causan una serie de inconvenientes o incluso problemas de salud:

  • Menor calidad de vida.
  • Cuidados de salud: controles de análisis nutricionales frecuentes y de la dieta de la calidad de la dieta.
  • Deposiciones frecuentes y blandas o líquidas. Pueden causar proctitis, pérdidas de nutrientes.
  • Problemas nutricionales, a veces de difícil resolución.
  • Mayor ingesta de vitaminas de por vida.
  • Mayor incidencia de cálculos en la vesícula.
  • Proctitis (irritación crónica del recto – urgencia deposicional).

Los nutrientes que no pueden absorberse y se eliminen por heces, causan una irritación de la mucosa del intestino delgado distal y del intestino grueso. Esta irritación impide aún más la absorción de otros nutrientes que de otra forma se absorberían, como vitaminas liposolubles, hierro, oligoelementos…, causando problemas de salud añadidos.

Son las operaciones más eficaces, tanto en cuanto a resolución de diabetes y problemas metabólicos, y en cuanto a la pérdida de peso. Sin embargo, por sus posibles y frecuentes efectos adversos, son técnicas que la Sociedad Americana de Cirugía Bariátrica y Metabólica (ASMBS), la más prestigiosa del mundo, recomienda NO REALIZAR.

Aún así, podrían utilizarse de forma justificada en casos de doble o tripe obesidad mórbida (IMC>55/60) y/o diabetes importante, especialmente el Cruce Duodenal, es la más reconocida científicamente para estos casos, y la que menos efectos adversos parece que tiene.

En Clínica Obésitas, seguimos estas recomendaciones y no realizamos técnicas quirúrgicas malabsortivas. Buscamos el mejor equilibrio entre eficacia terapéutica y estado de salud postoperatoria. El apoyo por un equipo multidisciplinar experto, y el esfuerzo y la mentalización del paciente, son fundamentales para conseguir un buen resultado a largo plazo. Gracias a las intervenciones más fisiológicas, obtenemos buenos resultados asegurando un buen estado de salud.

Publicado en General | 0 comentario/s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.