TENGO FAMILIARES CON DIABETES DEL ADULTO, ¿YO PUEDO PADECERLA?

Publicado el por .

La afirmación sería que sí puede padecerla. Si tiene familiares directos con diabetes del adulto (padres, hermanos…), usted también podría padecerla y especialmente si repite el estilo de vida y hábitos de sus familiares.

Analice y piense sobre los acontecimientos vitales de sus familiares diabéticos: qué estilo de vida ha tenido hasta que ha desarrollado la diabetes, si ha padecido mucho estrés, personal o laboral, si ha cometido muchos excesos, especialmente con la comida y la bebida, y con los dulces (aunque muchos pacientes obesos no han comido habitualmente dulces).

Analice también la posible obesidad de sus familiares diabéticos, y recuerde si ha padecido obesidad abdominal (vientre abultado). Muchos pacientes con el desarrollo de la diabetes pierden peso, y él mismo se olvida que durante años si ha sido obeso, y ha cometido abusos dietéticos, y ese es el origen verdadero de su diabetes.

Diabetes del adulto

El páncreas, órgano que regula los niveles de glucosa en sangre, es un órgano con una vida limitada, y sobre todo, con una “fortaleza” o capacidad variable según cada persona o grupo de familiares.

Al igual que existen familiares donde muchos miembros tienen una capacidad visual más limitada y utilizan gafas, puede pasar que muchos familiares hereden páncreas más débiles o menos resistentes a las grandes exigencias (grandes ingestas) y en éste caso lo correcto es evitar los “sobreesfuerzos” para el páncreas, y mimar nuestro páncreas que nos debe de durar toda la vida (evitar la ingesta excesiva de alimentos, sería el equivalente a llevar gafas correctivas).

Fíjese además, cómo muchas personas con malos hábitos y una obesidad abdominal considerable, tardan en desarrollar la diabetes años, mientras que otros, sin abusos tan grandes (ni obesidades tan grandes), la desarrollan antes.

En estos grupos familiares, recomendamos el control anual de la glucemia e incluso de la hemoglobina glicosilada HbA1c, porque la diabetes del adulto no produce síntomas, y su diagnóstico tardío supone un gran perjuicio para el organismo, porque causa daños irreversibles.

Lea más detalles sobre este aspecto en el siguiente artículo.

Publicado en General | 0 comentario/s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.