Tratamiento de la diabetes asociada a obesidad

Publicado el por .

En el tratamiento de la diabetes asociada a obesidad, el foco principal debe centrarse en la pérdida de peso y en la mejora del estilo de vida.

¿Por qué el adulto acaba padeciendo diabetes?

Es una consecuencia más de un estilo de vida inadecuado: comemos más de lo que necesitamos, hacemos menos ejercicio del que deberíamos, acumulamos grasa en el organismo, especialmente en el abdomen…

El páncreas (órgano que regula la glucosa en sangre y segrega la insulina) trabaja con gran intensidad durante años, hasta que finalmente se agota y aparece la diabetes. En las últimas fases, la función pancreática desaparece y es necesario introducir la insulina en el tratamiento.

Tratamiento de la diabetes asociada a obesidad

¿Por qué unos padecen diabetes y otros no?

Es difícil comparar el esfuerzo y el consiguiente desgaste al que se somete el páncreas en dos personas distintas, pero parece que no todas las personas tienen la misma resistencia o “fortaleza” para aguantar los excesos.

Existen familias donde el número de individuos afectados de diabetes, es claramente mayor que la población general. En estos casos, deberíamos ser especialmente prudentes o cuidadosos.

¿Puede prevenirse la diabetes del adulto?

En condiciones de vida saludables y si no se padece obesidad, la diabetes es una enfermedad poco frecuente, y sólo la padecen algunas personas con el envejecimiento y casi siempre es de fácil control.

Así que es muy fácil prevenir la gran mayoría de los casos de diabetes, simplemente hay que aplicar el consejo de aquella anciana que había vivido 110 años, “¿y cómo lo ha hecho?”, “¿qué nos puede aconsejar?”, “Pues poca boca y mucha zapatilla”.

No sólo evitaremos la aparición de la diabetes, además en muchos casos también el exceso de colesterol, la hipertensión, etc.

Tratamiento de la diabetes asociada a obesidad

Lo basaríamos en tres pilares básicos:

  1. Comida saludable, rica en fruta, vegetales, legumbres y pescado fundamentalmente, sin atracones, ni alimentos procesados. Comer 5 comidas al día, evitando grandes ingestas de una sola vez (el páncreas realiza un esfuerzo menor y sufre menos).
  2. Vida activa y ejercicio físico diario (andar 1 hora al día podría ser suficiente).
  3. Tratamiento farmacológico (sólo después de aplicar las pautas 1 y 2).

Tratamiento farmacológico específico para el diabético obeso:

  • Actualmente disponemos de fármacos que mejoran la función del páncreas, y al mismo tiempo disminuye el apetito, y facilitan por sí mismos la pérdida de peso. El más utilizado y con menos efectos adversos, es la Metformina.
  • Disponemos de otros fármacos que incrementan la pérdida de glucosa por orina, disminuyendo el trabajo del páncreas y facilitando la pérdida de peso. Además, disminuyen la tensión arterial (lo que puede ser bueno o un inconveniente). Son los iSGLT2.

La mezcla de ambos fármacos, puede ser en muchos casos el tratamiento idóneo en el paciente diabético y obeso. Aunque siempre después y a la vez que aplicamos las fases 1 y 2 del tratamiento.

Acuda a su médico y póngase manos a la obra.

Publicado en General | 0 comentario/s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *